Usted está aquí

Historia

Historia

Dinosaurios en el Condado de Trevi√Īo

El recorrido hist√≥rico del Condado de Trevi√Īo comienza ¬†hace m√°s de 65 millones de a√Īos, cuando ¬†gran parte de nuestro territorio se hallaba sumergido en el mar y ¬†otra parte de nuestra tierra era una marisma. Por las evidencias encontradas en la pedan√≠a de¬† La√Īo conocemos que en estas tierras pantanosas existieron Hadrosaurios1].

Prehistoria en el Condado de Trevi√Īo

Abundantes son los yacimientos prehist√≥ricos presentes en el Condado de Trevi√Īo a lo largo de las cuencas de los ¬†r√≠os Ayuda y Rojo.

Del Paleol√≠tico superior (ca.200.000-125.000 a.C.) son varios los conjuntos de utensilios tallados de esta √©poca los que se han encontrado en la regi√≥n, aunque fuera de estratigraf√≠a y por tanto descontextualizados,¬† entre ellos destaca el hallado en Mediguri (La√Īo).

Ya en el paleol√≠tico medio, entorno al¬† a√Īo 75.000 a.C, ¬†el hombre Neandertal hab√≠a ocupado las tierras de nuestro municipio a juzgar por los datos aportados en yacimientos como el de ‚ÄúMurba‚ÄĚ (Torre-Samiano) que se caracterizaba por ser un taller de aprovisionamiento de material l√≠tico para los utensilios.

Posiblemente en la actualidad uno de los conjuntos m√°s sorprendentes en relaci√≥n a la cantidad de informaci√≥n aportada¬† para el Mesol√≠tico y el Neol√≠tico es el yacimiento de ‚ÄúMendandia‚ÄĚ (S√°seta) cuya cronolog√≠a abarca desde el 6.500 al 4.400 a.C. entre cuyas novedosas aportaciones y descubrimientos destaca¬† una de las cer√°micas m√°s antiguas de la pen√≠nsula Ib√©rica (fechada hacia¬† el 5.200 a.C). Otro de los yacimientos m√°s conocidos de esta cronolog√≠a es Montico de Txarratu (Albaina)

Las edades de los metales, ha sido una √©poca poco estudiada en el Condado, por lo que tal vez las conclusiones sean un tanto parciales. En un entorno predominantemente agr√≠cola y sin grandes n√ļcleos de poblaci√≥n, pocos son los yacimientos que cuentan entre sus piezas con objetos met√°licos, teniendo una presencia meramente testimonial, ya que gracias a su abundancia, los utensilios continuaron haci√©ndose preferentemente de s√≠lex. Entre los yacimientos de estos per√≠odos destaca el de ‚ÄúEl Calvario‚ÄĚ (San Mart√≠n de Zar) y ‚ÄúLas Canteras‚ÄĚ (Burgueta).

 

√Čpoca ¬†Antigua; entre celtas y romanos.

Las incursiones propias de los pueblos celtas en la pen√≠nsula tuvieron tambi√©n su l√≥gica presencia en nuestro municipio. De hecho una de las teor√≠as que tradicionalmente se da al nombre de Trevi√Īo es que constituye una derivaci√≥n de Trifinium (tres l√≠mites), explicando el hecho de que era el¬† lugar d√≥nde conflu√≠an las fronteras de los territorios propios de tres pueblos celtas, Autrigones, Caristios y V√°rdulos. Si bien hemos de reconocer que hasta 1161, la comarca ser√° conocida ¬†exclusivamente ¬†como Uda.

Varios son los ejemplos de castros que han sido estudiados en el Condado como Santuste (Ocilla) o San Formerio (Pangua). Son estos pueblos mestizos entre¬†¬† poblaci√≥n¬† de origen celtib√©rico y de origen aut√≥ctono los que iniciaron contactos con los romanos. Las tierras del Condado fueron romanizadas al igual que nuestro entorno hasta una total integraci√≥n econ√≥mica, social y pol√≠tica en el imperio. Actualmente hay investigaciones abiertas para resolver si la aculturaci√≥n de √©stos pueblos fue por influencia o si tal vez hubo tambi√©n alg√ļn conflicto armado, dado que hay indicios de ambas posibilidades. Ya en el siglo I a.C. lo m√°s probable es que la zona se ubicase en el √°rea de influencia de la ciudad de Iru√Īa-Veleia (Nanclares de Oca, √Ālava), importante n√ļcleo que lleg√≥ a albergar unos 8.000 o 10.000 ¬†habitantes. En consecuencia en ¬†las comarcas circundantes proliferaron pueblos y explotaciones agr√≠colas y ganaderas para abastecer este centro. De ello dan fe varios yacimientos arqueol√≥gicos de asentamientos romanos o romanizados como San Andr√©s (Argote), ¬†Los castillos (Torre), Las Canteras (Burgueta), o Uralde (Araico).

 

El Condado de Trevi√Īo en la tardoantiguedad y alta edad media.

La desaparición del estado romano a manos de los llamados pueblos bárbaros instauró una época de inestabilidad y confusión. Afortunadamente  gracias a  los numerosos esfuerzos de especialistas en este periodo se puede reconstruir en parte la evolución de nuestro territorio en estos siglos.

Los términos de autrigones, várdulos y caristios desaparecen de las crónicas siendo sustituidos por vascones. Dado que durante la romanización hay un pueblo así llamado asentado en el área de la Navarra actual se cree que los vascones se extendieron hacia la cordillera cantábrica instalándose en nuestra región aunque  se contempla que pudo ser simplemente un desplazamiento del etnónimo y no una expansión física del pueblo vascón.

En todo caso estaríamos hablando de pueblos relativamente autónomos con influencias tanto de los recién creados reinos Visigodo al sur y Franco al norte.

El hecho pol√≠tico m√°s importante de este periodo es la invasi√≥n √°rabe de la pen√≠nsula en el a√Īo 711. El Condado no ser√° ajeno a ella,¬† puesto que las l√≠neas defensivas que los reinos y territorios cristianos establecen frente a los invasores discurren a trav√©s de nuestro territorio. ¬†Algunas de las fortalezas que configuran estas l√≠neas fueron¬† la de San Formerio (Pangua) y la del mismo Trevi√Īo (pese a que la villa no hab√≠a sido fundada a√ļn, hay constancia de la existencia de un castillo anterior). Algunas de las razias √°rabes tuvieron como objeto principal el castigo y saqueo de la zona en la que nos encontramos. Destacaremos tan s√≥lo la realizada en el 924, reinando Abd-Al-Rhamann III en C√≥rdova, ¬†cuando se asaltaron¬† 30 fortalezas de estas l√≠neas. Tan fuerte es el expolio y el da√Īo producido que en el 933 a√ļn se encontraban tan debilitadas las fortalezas que no pudieron hacer frente a una nueva razia que penetr√≥ hasta Pamplona.

De forma particular hay que destacar que en √©stos momentos de inestabilidad ¬†afloran¬† varios eremitorios, lugares a los que algunas personas deciden retirarse por motivos religiosos. El caso m√°s conocido es el de los conjuntos de Santorkaria y Las Gobas (ambos en La√Īo), que con posterioridad (s VII-IX) fueron ocupados por familias, desplazando a los eremitas y modificando los cenobios para la creaci√≥n de las iglesias y de algunas viviendas, configurando verdaderas poblaciones.

A medida que los reinos cristianos se van consolidando, ampliando y desplazando las fronteras hacia el sur, estas fortificaciones pierden importancia.  Durante la mayor parte de la alta edad media el Condado se encontrará   en una zona fronteriza entre Navarra y Castilla por lo que serán frecuentes las disputas entre reinos. Pese a ello  en líneas generales podemos concluir que la zona se encontraba  integrada en el reino de Navarra  o por lo menos en  su área de influencia, no hemos de olvidar que durante los siglos X y XI era el estado más pujante y desarrollado de los peninsulares.

 

Los prósperos siglos XII y XIII.

Los siglos XII y XIII constituyen un periodo de bonanza econ√≥mica, evidenciada¬† especialmente por¬† marea constructora que inund√≥ el condado de Trevi√Īo de numerosas iglesias y ermitas rom√°nicas. Muchas de ellas ¬†las conservamos en la actualidad total o parcialmente. Se acusa en este momento un aumento de poblaci√≥n que favoreci√≥ la creaci√≥n de nuevos pueblos en tierras abiertas hacia la cuenca del Zadorra y del bajo Ayuda y hacia el sur. Algunos de ellos ser√°n Ozana, Muergas, Cucho, Villanueva de Tobera o Zurbitu.

Dos son pol√≠ticamente los sucesos m√°s importantes en estos siglos. El primero la fundaci√≥n de la Villa de Trevi√Īo en 1161 por el rey Sancho VI de Navarra. L√≥gicamente la villa, pujante en estos momentos, fue la poblaci√≥n m√°s din√°mica, econ√≥mica, poblacional y culturalmente de la comarca de Uda. Ser√° esta la primera de las muchas fundaciones que este rey hizo a fin de consolidar la frontera con Castilla, que¬† comenzaba a imponer su hegemon√≠a en la pen√≠nsula.

El otro acontecimiento m√°s destacado se produjo en el a√Īo de 1200; Alfonso VIII de Castilla logra ampliar sus dominios, anexionando Guip√ļzcoa y √Ālava. En el caso de Trevi√Īo, la villa fue sitiada y atacada, pero permaneci√≥ inexpugnable para el castellano. Siendo conscientes de la situaci√≥n los reyes Sancho el fuerte de Navarra y Alfonso VIII negociaron la capitulaci√≥n e incorporaci√≥n¬† de Trevi√Īo al reino de Castilla.¬† En la negociaci√≥n el castellano entregaba al navarro Miranda de Arga, Mendavia, Larraga y otras villas a cambio de la plaza trevi√Īesa. Tras la incorporaci√≥n, los reyes castellanos concedieron numerosos privilegios a la villa trevi√Īesa.

 

Cuando el Condado comenzó a ser Condado; finales de la edad media.

Si bien es cierto que el territorio del actual consistorio ha estado unido administrativamente desde la creaci√≥n de la villa de Trevi√Īo, no era conocido como condado puesto que tan s√≥lo era se√Īor√≠o de realengo.¬† La situaci√≥n cambiar√° el 8 de abril del a√Īo 1366, d√≠a en que se produce¬† la donaci√≥n¬† del Se√Īor√≠o de Trevi√Īo por parte de Enrique II de Castilla a su Adelantado Mayor Pedro Manrique de Lara. Desde este momento ser√°n los se√Īores ¬†quienes detentar√°n el privilegio de recaudar impuestos, nombrar alcaldes y administrar la justicia.

Los Manrique de Lara, al igual que otras poderosas familias como los¬† Ayalas, Guevaras, Mendozas, √Ālvarez de Toledo o Medinaceli, intentaron durante todo el siglo XV ennoblecer sus posesiones con t√≠tulos que acrecentasen su prestigio.¬† As√≠, en 1453,¬† Diego Manrique de Lara consigui√≥ elevar al rango de Condado su se√Īor√≠o de Trevi√Īo, titulo confirmado por los Reyes Cat√≥licos en 1482, a√Īo en el que el hijo de Don Diego, Pedro Manrique de Lara logra el Ducado de N√°jera, villa que pose√≠a desde 1465.

Varios son los testimonios¬† de la casa condal que a√ļn permanecen en el municipio, entre ellos destaca el ala este del palacio renacentista que los Condes construyeron en la villa de Trevi√Īo, que actualmente alberga la sede del consistorio.

En 1417 las villas de Trevi√Īo, Vitoria¬† y Salvatierra promueven la creaci√≥n de una hermandad a fin de luchar contra los excesos de la nobleza y¬† combatir malhechores, conocida posteriormente como la primera hermandad de √Ālava¬† Por causas a√ļn no conocidas esta uni√≥n no tuvo trascendencia y se disolver√° al poco tiempo. Finalmente¬† en 1458 se crea la segunda hermandad de √Ālava, en la que Trevi√Īo no particip√≥,¬† cuya evoluci√≥n finalizar√° en la ¬†actual provincia de √Ālava. A lo largo de la historia esta hermandad recibir√° privilegios y exenciones que en su conjunto se conocen ¬†como los fueros alaveses.

 

Edad Moderna en el Condado de Trevi√Īo

En el siglo XVI, el Condado de Trevi√Īo de nuevo vive un momento de¬† esplendor y apogeo. Como suele ocurrir, las consecuencias de este incremento econ√≥mico se reflejan en las obras art√≠sticas con las que los trevi√Īeses engalanaron sus templos.¬†

La pujanza econ√≥mica en este caso no vino acompa√Īada de una fuerte vida pol√≠tica al estar sometidos al control de los Manrique. El linaje de los Condes¬† se contaba entre las familias m√°s poderosas del imperio hispano con fuertes lazos con la corte y el gobierno de los reyes Austrias. En el Condado, a diferencia de otros se√Īor√≠os manrique√Īos, no se han documentado levantamientos antise√Īoriales. La contundencia de los Duques de Najera-Condes de Trevi√Īo en sofocar las insurrecciones de N√°jera de 1520, tachadas¬† en su momento de rebeli√≥n comunera, posiblemente pudieron actuar como mensaje disuasorio para futuras y posibles revueltas en sus posesiones.

Pese al brillante periodo inicial que el municipio hizo en la edad moderna, la etapa final será la que marque la decadencia en todos los órdenes tanto del condado como de la casa condal.

En 1600, muere el IV Duque de N√°jera y V Conde de Trevi√Īo, y hereda el mayorazgo su hija Luisa Manrique de Lara. Desde esta fecha el titulo y la casa se unen al Marquesado de Elche, iniciando un proceso de pleitos sucesorios y de venta de posesiones y tierras que hacen que las vinculaciones entre condes y condado se vayan diluyendo.

Para el condado, el siglo XVII es econ√≥micamente reducido y en la administraci√≥n se vivir√°n varias escisiones. En 1670 las poblaciones de S√°seta y Pariza compraron su villazgo al rey Carlos II y¬† en 1743 ser√° A√Īastro qui√©n har√° lo propio. En definitiva estas poblaciones se disgregan de Trevi√Īo2] para convertirse en ayuntamientos independientes. Las tres villas pertenecer√°n al Condado de Trevi√Īo como se√Īor√≠o, pero el Condado como unidad administrativa qued√≥ dividido en cuatro ayuntamientos, A√Īastro, Pariza, S√°seta y Trevi√Īo (la Villa m√°s el resto de poblaciones)

 

El siglo XIX

En el plano pol√≠tico el Condado volvi√≥ a recuperar su relevancia militar al convertirse en el escenario de diversas luchas. Durante la Guerra de la Independencia en el condado hubo tropas francesas que provocaron perjuicios en los pueblos, no nos extra√Īa por tanto que en los libros parroquiales se registre por aquellos a√Īos pagos de reparaciones despu√©s del paso de tropas o de acciones armadas entre los franceses y guerrilleros. Entre los sublevados-libertadores destaca el guerrillero Longa, natural de la ¬†vecina localidad de La Puebla de Arganz√≥n.

Poco después durante las guerras carlistas, varias fueron las contiendas celebradas en nuestra tierra. Las más importantes fueron libradas entorno a la capital y su castillo.

En la primera guerra carlista el general Zumalac√°rregui, acampado en las Ventas de Armentia, acometi√≥ el asalto del castillo de Trevi√Īo, en manos de las tropas isabelinas. Tras la victoria el general carlista opt√≥ por dinamitar el fuerte para evitar en lo sucesivo su utilizaci√≥n por las tropas liberales.

El 7 de julio de 1875 trascurri√≥ la batalla de Trevi√Īo, inserta¬† en la √ļltima guerra carlista, d√≥nde los 98 lanceros alfonsinos dirigidos por el Coronel Contreras vencieron a¬† la infanter√≠a del pretendiente.¬† Tan c√©lebre fue el enfrentamiento que qued√≥ inmortalizado¬† en varias obras pict√≥ricas como las realizadas por Eduardo Banda para Museo del Ej√©rcito o por V√≠ctor Morelli para la Academia de Caballer√≠a de Valladolid.

Como se ha visto muchos son los sucesos rese√Īables del siglo XIX, entre ellos otra fecha merece nuestra atenci√≥n, 1833. En este a√Īo,¬† reinando Isabel II, Javier de Burgos, ministro de la regente Maria Cristina, elabor√≥ una divisi√≥n de Espa√Īa por provincias en la que el Condado de Trevi√Īo fue adscrito a Burgos. Los par√°metros utilizados fueron los jur√≠dicos (las leyes y privilegios de cada territorio) y los geogr√°ficos. Dado que el Condado no participaba de los Fueros alaveses, prim√≥ el criterio jur√≠dico y no el geogr√°fico, por lo que no se integr√≥ en la provincia de √Ālava sino en la de Burgos.

En 1845 se suprimen por orden de la Ley Municipal del 14 de enero todos los municipios de menos de treinta vecinos, por tanto los Ayuntamientos de P√°riza y S√°seta quedan disueltos e incorporados de nuevo al de Trevi√Īo.

  

El siglo XX.

El acontecimiento m√°s feliz en los inicios del siglo XX en el Condado fue la inauguraci√≥n de la central el√©ctrica de Pedruzo en 1915, que posibilit√≥ que en 1920 hubiese luz en las viviendas del municipio. Pero no nos enga√Īemos, nuestro territorio continuar√° ¬†durante la primera mitad del siglo con una econom√≠a fundamentalmente agr√≠cola.

En 1925, el Ayuntamiento de A√Īastro qued√≥ integrado en el del Condado de Trevi√Īo, as√≠ se reconstituye la unidad administrativa creada desde 1161 configurando nuestro municipio tal y como permanece en la actualidad.

La guerra civil, como en el resto del país se vivió de forma traumática, incluso con injustos ajustes de viejas cuentas y rencillas. Políticamente y militarmente el Condado se enmarcó en la llamada zona nacional al encontrarse entre los alzamientos de las capitanías generales de Burgos y de Vitoria-Gasteiz.

En la ¬†d√©cada central ¬†del siglo se vivi√≥ una fiebre del oro negro gracias a ¬†las prospecciones petrol√≠feras en las localidades de La√Īo y D√≥rdoniz.¬† Desgraciada o afortunadamente no se encontr√≥ oro l√≠quido¬† por lo que las torres extractoras no proliferaron en el paisaje trevi√Ī√©s, que tan s√≥lo ‚Äúexport√≥‚ÄĚ apenas mil litros del ¬†pozo experimental de La√Īo.

 

El siglo XXI

Dif√≠cil nos es expresar c√≥mo es en la actualidad el Condado de Trevi√Īo, o que acontecimientos son m√°s relevantes e importantes en nuestro¬† municipio ya que el cari√Īo y el orgullo nos hacen ser subjetivos, por lo que tan s√≥lo nos queda invitarle a que nos visite y sea usted, con nosotros, el que viva nuestra ‚Äúhistoria actual‚ÄĚ.

 

 

 


1] Dentro de esta familia¬† de dinosaurios se hallan varias especies. En el caso de Trevi√Īo no se ha podido especificar la especie.

2] Por claridad, con Trevi√Īo me referir√© al Ayuntamiento que actualmente es conocido como Ayuntamiento del Condado de Trevi√Īo.

Scroll top